De los Spinners a la Solidaridad

De los Spinners a la Solidaridad

Hace un mes aproximadamente el profesor Konrad Vic publicaba en sus redes sociales su extensa opinión sobre la aparición de los famosos Spinners, que para quienes todavía no lo sepan, son unas pequeñas hélices que puedes hacer girar ininterrumpidamente sobre tus manos y supuestamente “entretienen y sirven de ayuda para niños hiperactivos”. La realidad es que para niños hiperactivos o no, ha causado sensación entre las aulas e incluso en el trabajo.

Konrad defendía su postura como detractor de esta filosofía de producto, que pretende matar el aburrimiento de un niño, explicando que “estamos ante la generación de la sobre estimulación y, por ende, falta de creatividad”– Esto significa que ya no basta, por ejemplo, con relajarse y ver una película, si no que a la vez hablan, miran el móvil, hacen una foto e incluso visitan un comercio electrónico en otro dispositivo. Por eso

diariamente observamos qué pasa cuando un niño se aburre: que “no sabe qué hacer”.

Desde nuestro punto de vista, la solidaridad tiene mucho que ver con todo esto, y es que el individualismo que produce utilizar cualquier método de entretenimiento que solo te implique a ti mismo, y no entablar, por ejemplo, una conversación con los demás, es una de las consecuencias directas de la despreocupación por parte de los niños del mundo que les rodea.

Desde Young&Solidary queremos animar a todos aquellos mayores que rodeen a niños, adolescentes y jóvenes a redireccionar su educación hacia el compañerismo, la empatía, la amabilidad… y eso al fin y al cabo se consigue conociendo y relacionándose con el de al lado. Y es que al final la gratitud personal que se consigue siendo solidario es un intangible que te hará sentir pleno.

Recibe historias de acciones solidarias que han cambiado el mundo
Respetamos tu privacidad

Related posts