Trabajar las emociones en clase

Trabajar las emociones en clase

 

Hoy os queremos hablar de una asunto del que muchas veces se pasa por alto sin darle la importancia que merece. Hablamos de tratar el control de las emociones desde que somos niños, y lo cierto es que lo que a priori puede parecer simplemente una materia más a tratar en el cole, constituye una base emocional sobre la cual en un futuro de adultos seguiremos construyendo vivencias y experiencias. Muchos de los problemas que tenemos actualmente se debe a que desde niños no hemos tratado lo suficiente este asunto de controlar y expresar las emociones. Te proponemos tres juegos o actividades para ir entrenando la inteligencia emocional, la solidaridad, la confianza… que podréis encontrar y ampliar aquí.

 

 

 

 

El observador

Propón a tu hijo que observe las expresiones emocionales de otras personas como familiares ó amigos.

Pídele que esté atento a:

  • Aspectos verbales: que dice, cómo lo dice
  • Aspectos no verbales: gestos faciales, muecas, tonos de voz, tics, etc.

De acuerdo a la edad del niño, puede analizar si hay una relación entre lo que dice la persona  (Comunicación Verbal) con sus gestos (Comunicación No verbal) ó si expresa más de una emoción al mismo tiempo..

Guiar al ciego.

A los niños les gusta vivir aventuras y situaciones emocionantes. En este juego el niño estará con los ojos vendados  y cogidos de la mano, nosotros le vamos guiando por un camino de “obstáculos” indicando por donde debe caminar.

Para ello, tiene que confiar en nosotros y que tenga la certeza que vamos a ver por él, por eso es un juego para generar confianza.

Luego, podemos invertir los papeles y ser ellos los guías, mientras nos dejamos conducir por las instrucciones y cuidados de nuestros niños.

Cómo piensan-sienten-actúan los otros

Es importante tanto distinguir lo que sienten y piensan ellos mismos, como lo que sientan y piensan los otros. A través de cuentos ó historias, siempre puedes agregar el componente emocional

¿Y cómo crees que se sintió…? ¿Por su cara, cómo crees que se siente?

Existen en la red algunas páginas con cuentos para trabajar las emociones de los niños o cuentos cortos para trabajar con diferentes situaciones que desatan diversos estados emocionales.
Contar un cuento siempre va ayudar a facilitarnos la tarea para preguntar cómo se siente el personaje y luego acceder a lo que le pasa.

 

 

Recibe historias de acciones solidarias que han cambiado el mundo
Respetamos tu privacidad

Related posts